Banner aniversario nuevo

Viernes, 02 Marzo 2018 00:00

Cierre de librerías: otro reflejo de la debacle de la educación por la crisis económica

 
Valora este artículo
(0 votos)
Después de 60 años, Librería Venezuela cerró sus puertas Después de 60 años, Librería Venezuela cerró sus puertas Foto @watcher_ven
  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN

Educadores regionales exigen reforma del horario de clases para sobrellevar escasez de transporte

barra 4naranja220

“¿Qué ejemplo tienen los estudiantes universitarios si sus propios profesores se están muriendo de hambre?”

barra 4naranja220

Éxodo de maestros e hiperinflación amenazan el futuro de la educación privada en Venezuela

 

En Ciudad Bolívar no hay una persona que no recuerde la Librería Venezuela en el Paseo Meneses. Tenía por lo menos 60 años de trayectoria. En diciembre de 2017 cerró sus puertas y desde entonces no volvió a abrir. Lo mismo ocurrió con la Librería Tricolor en Puerto Ordaz, la cual tenía por lo menos 36 años funcionando.

“Con el cierre de librerías y la diáspora de profesores, la educación en Venezuela encara su más oscuro desafío”, expresó el presidente de la Cámara de Comercio del municipio Caroní, David Bermúdez.

Como otros tantos negocios de venta de ropa, calzado, y comida, la venta de libros, útiles escolares y material de oficina han cerrado sus puertas por no poder sostenerse ante la crisis económica en Venezuela, que cada vez más ataca al sector educativo.

“Un sector muy sensible es el de educación. En los colegios los números no les dan con los cobros de sus mensualidades, y los salarios de los profesores no cubren todos los gastos. Los números son negativos para las instituciones privadas y ahora las librerías están cerrando”, añadió Bermúdez.

El sector educación es actualmente el espejo de la crisis económica, con colegios y universidades sin profesores ni estudiantes, sin comedores ni transporte institucional, con deterioros en sus infraestructuras, con horarios reducidos y un salario que ni cubre los gastos de transporte público.

“Hay padres que les da la cola a los profesores o que hacen un pote para cubrir los gastos de transporte (…) hay unos empresarios cubriendo gastos adicionales de alimentos para sus empleados. Hay una librería que todos los sábados le entrega una bolsa de comida, con lo que se consiga, al personal”, expuso Bermúdez.

Los testimonios de docentes, alumnos y representantes de educación primaria, media y superior coinciden en el poco presupuesto con el que sobrevive la institución, sumado a la diáspora de profesores y hasta estudiantes en busca de mejores oportunidades. Ya Ciudad Guayana tiene un antecedente, el Colegio Integral Guayana, cerrado por no soportar la hiperinflación. Una muestra del poco interés gubernamental por impulsar la educación en Venezuela.

Visto 2057 veces Modificado por última vez en Viernes, 02 Marzo 2018 00:34

Después de paralizarse por 48 horas, los maestros lograron que el gobernador se sentara con ellos este jueves en la mañana, y disc...

Sutrapuval entregó una solicitud de aumento del bono de alimentación por falta de comedores a Bs. 500 mil diarios, pero no ha reci...

Los trabajadores aprovecharon la ocasión para solicitarle al presidente de Sidor la reactivación del centro de equinoterapia, impo...

En todas las industrias, el ajuste del salario 16,5% por encima del ingreso mínimo nacional no genera diferencias notables en el p...