La conflictividad social remontó a la cima el año pasado, cuando el registro de protestas superó el promedio anual desde 2010, en la medida en que la desmejora de la calidad de vida se acentúa.

Este es el razonamiento: más controles, menos producción, más escasez. Bastó que el gobierno obligara a varias cadenas de supermercados a reducir sus precios –ninguna con sucursal en Ciudad Guayana– para que la escasez se agudizara en la otrora urbe industrial. “Ni lo básico se consigue”, lamentó una ama de casa, mientras el régimen, en su tozudez por un modelo económico fracasado y en la eterna excusa de una guerra económica que pocos creen, sigue sin atender la emergencia humanitaria nacional.

Tanto autoridades como vecinos aseguran que los saqueos de esta semana en Ciudad Guayana son producto de la desesperación ciudadana por no tener seguridad alimentaria ni vislumbrar soluciones cercanas a la hiperinflación, desabastecimiento e incumplimiento de la entrega de bolsas del CLAP.

El obispo de Barinas, la tierra de los Chávez, José Luis Azuaje, es el presidente de la alianza humanitaria Cáritas para América Latina y el Caribe.

El autoritarismo con el que el Gobierno inicia el 2018, y el repudio respectivo de la comunidad internacional, dibujan a un régimen empecinado en mantener su conducta habitual de minar los procesos de diálogo con los que suelen cobrar oxígeno: un panorama oscuro para el país ante un régimen que avanza sin una oposición de contrapeso y con unas elecciones presidenciales en puerta.

Durante una alocución este lunes anunció medidas populistas, como becas para mujeres embarazadas, y sostuvo que el tema de la emergencia humanitaria es una excusa estadounidense para invadir Venezuela.

La Subcomisión de Políticas Financieras y Tributarias de la legítima Asamblea Nacional (AN) develó en un informe lo que la dictadura, mediante su Banco Central de Venezuela, oculta: que los desaciertos del régimen han convertido al país en una de las peores economías del planeta. Nada menos.

Lunes, 08 Enero 2018 00:00

Colapsamiento

Venezuela como nación independiente está en proceso de colapso, de colapsamiento, pero la hegemonía roja aspira a seguir empoderada por tiempo indefinido. Eso tiene que cambiar para que nuestra patria pueda salvarse.

Lunes, 08 Enero 2018 00:00

Lo mejor de nuestras vidas

Tenemos que vivir pensando que lo mejor de nuestras vidas lo tenemos por delante. Perder las esperanzas es morirse en vida. Hay que buscar las pequeñas cosas que nos hacen felices, aprehenderlas e incorporarlas a nuestras vidas. A nuestra edad es fácil, porque como hemos sufrido, sabemos de qué está hecha la felicidad…

El primer ingeniero metalúrgico de Venezuela y primer presidente de Sidor murió el martes 2 de enero en Caracas. En Guayana “estamos invirtiendo más que en el viaje a la Luna”, dijo en 1978 al referirse al auge industrial de la región.

Página 1 de 296

Autoridades académicas, estudiantes, ONG y entes públicos participaron en un foro que recalca que sin igualdad ni justicia, el des...

Los guayaneses pagan las consecuencias de la improvisación irresponsable con la que Francisco Rangel Gómez manejó el tema del tran...

La supervisora del Banco Bicentenario explicó que desde el miércoles experimentaron fallas en la plataforma. Las personas de la te...

Exigen a la jueza del Tribunal Primero de Juicio de Violencia contra la Mujer en Puerto Ordaz ceñirse a las pruebas contra el homi...

El tema central de esta XVII edición tiene como tema central el Arco Minero del Orinoco. Entre sus desafíos, intentan convertirse ...