El canciller venezolano, Jorge Arreaza, en un tono habitual, negó las denuncias, basadas en las arbitrariedades contra las protestas entre abril y julio, y las catalogó como una campaña internacional contra Venezuela.

La política logró su tarea y frenó las pretensiones golpistas del Gobierno venezolano de desconocer la Asamblea Nacional y, por ende, el voto del 6 de diciembre de 2015: a medianoche, el gabinete ejecutivo leyó un documento en el que recomendaba al Tribunal Supremo de Justicia revisar las sentencias que echaban a un lado al Parlamento. Se trata de un recule inédito en la historia venezolana y un resquicio que se abre para una nueva etapa de solución de la crisis política por vías políticas, institucionales y constitucionales: una urgencia de país.

Cuatro especialistas de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) ponen sobre la mesa algunas propuestas para superar la conflic...

Juan Manuel Santos (Colombia), Michel Temer (Brasil) y Juan Carlos Varela (Panamá), además de Gabriela Michetti (vicepresidenta de...

El presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges,reiteró que el inicio del diálogo formal y serio con el gobierno para buscar u...

Informe Estocada a la Democracia resume el memorial de agravios hacia el Estado de Derecho durante los últimos 10 meses....

El mandatario en su alocución destacó conversaciones con la MUD en Dominicana; anunció la cotización del precio del barril petrole...