Domingo, 02 Julio 2017 00:00

Maduro apela a un nuevo aumento salarial para impulsar su fraude constituyente

 
Valora este artículo
(2 votos)
Maduro busca congraciarse con el pueblo venezolano con otro aumento de salario mínimo que no alcanza para cubrir las necesidades básicas Maduro busca congraciarse con el pueblo venezolano con otro aumento de salario mínimo que no alcanza para cubrir las necesidades básicas Foto Prensa Presidencial

El habitual esquema de repartición de beneficios en vísperas electorales no solo evidencia la ratificación de la política demagógica y clientelar del Gobierno, sino el desgaste de sus mecanismos de congraciamiento con la población: esa a la que reprime por exigir el cambio político, que desconoce para emprender un proceso constituyente, pero a la que pretende engañar prometiendo combatir la inflación con una Asamblea que aspira elegir el 30 de julio.

Comienza julio, y con ello, los últimos esfuerzos del gobierno de Nicolás Maduro por imponer, como dé lugar, su fraude constituyente. Esa imposición ha implicado una brutal represión que suma miles de detenciones arbitrarias, tratos crueles, inhumanos y degradantes, violaciones al debido proceso y 85 muertos hasta la fecha; pero a esta fórmula de desmanes antidemocráticos se suma ahora un intento de congraciamiento. Uno que, como si del Marqués de Sade se tratara, busca pasar la mano luego de causar la herida… o por lo menos eso intenta.

barra ama277VERTICAL

Ecapitularl incremento de 50% eleva la remuneración mínima mensual de 65.021 a 97.531 bolívares. El bono de alimentación pasa de 135 a 153 mil bolívares por mes. Con esta medida, el salario mínimo integral sube de 200.021 a 250.531 bolívares. Ambos entran en vigencia a partir del 1 de julio e incluirán a todas las tablas del sector público, maestros, profesionales de la salud y cuerpos de seguridad del Estado, además de los pensionados y jubilados.

 

Ese intento de congraciamiento no fue más que un aumento de salario mínimo decretado por Maduro la tarde de este domingo. Este consiste en un incremento de 50%, que eleva la remuneración mínima mensual de 65.021 a 97.531 bolívares. A esto se añade la modificación del baremo para el cálculo del bono de alimentación, que pasa de 15 a 17 unidades tributarias, con lo que eleva el beneficio de 135 a 153 mil bolívares por mes.

Con esta medida, el salario mínimo integral (salario + bono de alimentación) sube de 200.021 a 250.531 bolívares. Ambos entran en vigencia a partir del 1 de julio e incluirán a todas las tablas del sector público, maestros, profesionales de la salud y cuerpos de seguridad del Estado, además de los pensionados y jubilados.

Este es el tercer aumento del sueldo mínimo en lo que va de año. El primero fue en febrero, cuando pasó de 27.091 a 40.638 bolívares; el segundo, en mayo, cuando el incremento saltó de 40.638 a 65.021 bolívares mensuales.

Aumento ante la crisis

Maduro anunció el aumento salarial en un acto de graduados de la Misión Robinson transmitido en cadena nacional de radio y televisión, en el que el protagonismo lo cobró el proselitismo en favor de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC).

 

barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN

Maduro cierra su primera semana de guerra a los venezolanos con ocho asesinados en protestas

barra 4naranja220

PSUV demuestra otra vez su vena dictatorial al expulsar a alcalde que criticó la Constituyente

barra 4naranja220

Guerra: retroceso petrolero y depreciación del bolívar exacerban crisis económica

barra 4naranja220

Retrasos y engaños del CLAP motivan cierre de la vía a El Tigre

 

“Denme la Constituyente y les doy la victoria sobre los precios y vamos a ir por esta batalla contra los precios y la especulación criminal”, manipuló Maduro, pues la estabilización de precios y de la economía de un país no requiere de un proceso de refundación del Estado, que es, entre otras, una de las finalidades de una constituyente.

Insistió en que la especulación es el arma principal de la guerra económica y el golpe de Estado, que afirma son impulsados por la oposición.

“Por eso mi respuesta es cuidar el empleo y el ingreso hasta que llegue la Constituyente”, sostuvo y reveló que planea impulsar una ley en la Constituyente que le dé poder suficiente para que el “pueblo junto al Gobierno regularicen los precios y castiguen severamente la especulación”.

La inflación en Venezuela, que ronda el 800% según estimaciones reales, pues el Banco Central de Venezuela (BCV) sigue renuente a publicar cifras oficiales, es uno de los puntales de la crisis, que acompañada de la escasez de alimentos, medicinas y demás bienes de consumo masivo conforman un escenario de crisis nacional denunciado internacionalmente por ONG y partidos políticos.

Uno de estos indicadores es el costo de la cesta básica, que en mayo subió 17,5% para ubicarse en 1.426.363,38 bolívares, por lo que se requieren 5,6 salarios mínimos, según el cálculo actual, para adquirirla.

Maduro sostiene que la Constituyente podrá detener la escalada de los precios, por eso reveló que prepara una ley contra la especulación que contemple penas más severas por la fijación de precios con el marcador del dólar del mercado negro, que al cierre de esta edición superaba los 7.700 bolívares.

Trasfondo constituyente

“Veo el horizonte con la Constituyente bien bonito, positivo y auspicioso para la recuperación, para que Venezuela encuentre camino, para que derrotemos a las guarimbas”, polemizó Maduro, quien insistió en acusar al presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, de ser responsable de la violencia en las protestas.

“Borges es responsable de la quema y la violencia en el país. (Borges) te llegará la justicia más temprano que tarde y pagarás”, aseveró.

Maduro anuncia el nuevo aumento salarial cuando faltan 28 días para la elección de una Asamblea Nacional Constituyente convocada de manera fraudulenta por el propio Ejecutivo y no por el mandato popular, como ordena la Constitución. El habitual esquema de repartición de beneficios en vísperas electorales no solo evidencia la ratificación de la política demagógica y clientelar del Gobierno, sino el desgaste de sus mecanismos de congraciamiento con la población: esa a la que reprime por exigir el cambio político, que desconoce para emprender un proceso constituyente, que chantajea políticamente a través de los comités locales de abastecimiento y producción (CLAP), pero también busca comprar con votos para consolidar su proyecto autoritario.

Visto 1436 veces Modificado por última vez en Viernes, 03 Noviembre 2017 10:32

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

A través de un comunicado, la Mesa de la Unidad Democrática manifestó su disposición a ir a una negociación con el Gobierno nacion...

Ortega señaló previamente que no se pueden presentar denuncias, pero sí aportar pruebas para pedir que la Fiscalía las evalúe. Las...

Familiares del alcalde metropolitano y autoridades colombianas confirmaron que el alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezm...

El alcalde de Caracas emprendió la huida de la dictadura venezolana en el momento en el que más cerca se está de una mesa de enten...

El alcalde metropolitano Antonio Ledezma sostuvo un encuentro con el jefe del Gobierno de España, Mariano Rajoy, y ha dicho a los ...

Tanto a los dirigentes regionales como nacionales tomó por sorpresa la noticia de que Antonio Ledezma había salido de Venezuela la...

El integrante de la dirección nacional del Partido Comunal Revolucionario agradeció el apoyo de las personas que lo acompañaron du...

La Causa R propuso a Andrés Velásquez como precandidato en unas primarias para las presidenciales; lo propio hace Primero Justicia...

El candidato a alcalde realizó un recorrido por el Palacio Municipal para conversar con trabajadores y garantizarles su estabilida...

El partido reitera la posibilidad de ganar la mayoría de las alcaldías en el estado, así como impulsar las mejoras en cada uno de ...