Opinión
Otto Jansen

Otto Jansen

No sólo comunica por deber, sino que también lleva en sí la angustia de una región que pudo haber sido mejor. Semanalmente, expone ideas para contribuir con el fortalecimiento moral de Bolívar en Bienmesabe.

El cuadro del país que se reproduce como en cámara lenta en las localidades, muestra el esfuerzo revolucionario por decapitar los derechos políticos y en ese sentido quienes se dicen luchadores por el cambio tendrán que comprender que el camino por recuperar las elecciones, el ejercicio de la democracia y el estado de derecho ha de articularse con las luchas por el empleo, por el salario.

La esperanza democrática es aliento que es a su vez propuesta de idea fuerte con un proyecto solidario, que exprese ir más allá del cliché propagandístico contra la maldad revolucionaria. No es ganar exclusivamente, es imprescindible tener respuesta para qué se quiere gobernar.

Para Otto Jansen, si bien las cajas del CLAP representan un respiro frente a la inflación, la cantidad y la calidad son cuestionables y sobre todo no representan una solución al apremio económico.

Para Venezuela, el estado Bolívar y diría que para el Gobierno, en particular, el 2016 no ha concluido. El panorama social y económico de nuevo avista penurias con colas para el pan, búsqueda de productos alimenticios, la impresionante inflación o la humillación del transporte público, percibiéndose en el ambiente que el poder parece balancearse entre el hampa y la autoridad militar.

El silencio cómplice, la censura, la autocensura y la información paga son algunas de las prácticas que el periodista bolivarense Otto Jansen señala sobre el bloqueo informativo de algunos medios de comunicación en Ciudad Bolívar durante el fin de semana, donde hubo saqueos y vandalismo.

 |  Domingo, 11 Diciembre 2016 00:00

Henrique Capriles manifestó hace unos pocos días que había individuos en la acera opositora entendiéndose con el Gobierno. Esto produjo desazones y solicitud de la lista. En Guayana ha sido bien normal que organizaciones e individualidades opositoras hayan siempre encontrado la manera de entenderse con el gobernador de Bolívar.

El porvenir, al concretarse la restitución del hilo constitucional y la vuelta de elecciones, lo cual estamos seguros es inevitable lograr pronto; pone a la población en perspectivas de desafíos significativos para rescatar la credibilidad ciudadana en las organizaciones.

En el estado Bolívar, los planos de la realidad de la crisis colectiva se superponen, impulsados por el poder regional que potencia ilusiones de gestión en los municipios, pero que los montos significativos del presupuesto son tragados por las partidas de eventos que son administradas por fundaciones o compañías particulares, bajo la sombra de ese poder regional.

La afirmación la hace el profesor Edgar Sarabia, exconcejal heriano e impulsor de una organización denominada Unión Ciudadana, en una nota de prensa aparecida en la prensa local. ¿Es exagerado el juicio? ¿Cuánta realidad, más allá de la expresión de Sarabia, se encuentra en la cotidianidad de las condiciones de nuestras comunidades?

Los revolucionarios que ofrecieron la patria nueva terminaron siendo los grandes trasgresores de cuanto límite ético, valores y principios, tropezaron. Eso obliga, al recuperar las elecciones y el derecho de opinión, al obtener el restablecimiento del lenguaje civil y ciudadano; a no permitir que nunca más trances como el presente, vuelvan a ocurrir.



Página 5 de 20

“El nivel de la epidemia requiere ayuda internacional, el gobierno lo sabe”, asegura el ex asesor de programas de malaria en Venez...

Solo funciona uno de los dos quirófanos. Las cesáreas se practican siempre que la paciente pueda completar los implementos requeri...

La entrega de medicamentos mejoró al final de esta semana en los ambulatorios de San Félix. Sin embargo, los pacientes que lucharo...

Las fumigaciones casa por casa para erradicar el mosquito y prevenir contagios disminuyeron en 2 mil por ciento en la entidad, de ...

La falta de mantenimiento pauperiza la oficina del Distrito Sanitario N° 2 (Caroní) del estado Bolívar.  Paredes sucias, filt...