Martes, 15 Agosto 2017 00:00

Políticos de Guayana usaron inundaciones para proyectarse sin haber alertado crecida del Caroní

 
Valora este artículo
(0 votos)
Guayana cuenta con planes para reubicar a familias en riesgo de inundación desde hace años, pero hasta ahora siguen sin implementarse Guayana cuenta con planes para reubicar a familias en riesgo de inundación desde hace años, pero hasta ahora siguen sin implementarse Foto Wilmer González

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN 

Concejal Dorkis Castro cuestiona improvisación gubernamental en atención a las inundaciones 

barra 4naranja220

Freddy Valera se acuerda de fallas en servicio de agua en tiempo de postulaciones a la Gobernación 

barra 4naranja220

Gobierno improvisa con refugios habilitados para familias afectadas por crecida del Caroní

 

No han faltado fotos de las afectaciones por las lluvias y la crecida del río Caroní en las comunidades asentadas a orillas del caudal.

Los retratos de familias que perdieron todo o parte de sus cosas se conjugan con los de políticos de oficio, tanto autoridades oficialistas como dirigentes de oposición, que aparecieron en el panorama cuando ya el daño estaba hecho.

El alcalde encargado, Tito Oviedo, comenzó a inspeccionar las afectaciones del sector El Cerrito (el más aquejado) el 27 de julio, cinco días después de que comenzara la crecida del río, y tres días después de que las primeras 13 familias ocuparan el refugio en la Escuela Raúl Leoni. En este refugio no funcionaban ni los baños ni había agua potable, durante la primera semana.

Fotos de Oviedo con el agua hasta las rodillas rodaron las redes sociales, como el alcalde que “sí está con el pueblo”. Detrás de esto, está la tardía habilitación de los refugios y la poca alerta que hizo Protección Civil sobre la crecida del río.

“Si nos hubieran avisado con tiempo, uno hubiera podido sacar sus cositas... pero esa agua nos llegó a las 9:00 de la noche, de sorpresa”, relató Pedro Quijada, afectado de Sabana de Piedra, San Félix, reubicado en el refugio de la escuela Brigada Forestal. Este refugio tiene una sola poceta para cinco familias y 17 personas.

Tirios y troyanos

 
 

El 5 de agosto, el diputado a la Asamblea Nacional (AN), José Prat, también se retrató en medio del río en el que se convirtieron las calles de la franja de Castillito. La concejala Dorkis Castro también se sumó a las postales el 7 de agosto. Ambos denunciaron la mala praxis en la apertura de las compuertas del complejo hidroeléctrico del Caroní, la nula advertencia a las comunidades sobre la crecida del río y la poca planificación de los refugios.

Pero las críticas sobran: todos los vecinos afectados y consultados por Correo del Caroní aseguran que ninguna autoridad o dirigente político, de cualquier tendencia, se acercó a ellos antes de la emergencia.

Se le achaca al mal manejo de los embalses Guri, Caruachi y Macagua la magnitud de las anegaciones en el municipio Caroní, pero los políticos opositores, incluso aquellos que fungen de cogobierno, tampoco se pronunciaron ni alertaron a las comunidades desde el 6 de julio, momento en el que fue pública y notoria la apertura de las compuertas de la represa más grande de Venezuela, a través de un pase televisivo nacional dirigido por Nicolás Maduro.

Mientras expertos eléctricos alertaron que la apertura tardía del embalse Guri podría afectar o incrementar las inundaciones en Ciudad Guayana, ya de por sí influidas por las fuertes lluvias en el río Orinoco, los voceros de oposición guardaron el mismo silencio que el oficialismo.

Problema antiguo

 
 

No se trata de cualquier silencio. Los sectores afectados son las que tienen años en zona de riesgo, por ubicarse tan cercanos a la orilla del Caroní.

En su mayoría, son comunidades compuestas por pescadores que disponen de curiaras para, incluso, salir de sus casas a la hora de la crecida.

En la Corporación Venezolana de Guayana (CVG) y la Alcaldía de Caroní reposan planes para reordenar estas zonas y eliminar la vulnerabilidad de estas viviendas, y no han sido desempolvadas, ni siquiera, por los concejales de oposición que lograron un curul dentro de la Cámara Municipal de Ciudad Guayana.

Con la crecida del río llegó, también, el protagonismo mediático de quienes aprovecharon para publicitar una ayuda que es directamente su obligación, en el caso de las autoridades; y de quienes aprovecharon para criticar la falta de alertas que ni ellos mismos hicieran como políticos que aspiran al poder.

El poder no es el poder en sí mismo, sino al servicio de la gente, como se contempla en quienes creen en la democracia. Y ese servicio puede llegar de manos de cualquier guayanés empoderado en su rol de ciudadano, pero más especialmente la dirigencia política, llamada originalmente a canalizar las demandas de sus representados para contribuir con ello a la anhelada máxima de “la mayor suma de felicidad posible”.

Visto 646 veces Modificado por última vez en Miércoles, 16 Agosto 2017 00:11

El ex presidente conservador Sebastián Piñera buscará un nuevo mandato en la segunda vuelta el 17 de diciembre ante el oficialista...

Junto con las elecciones presidenciales se renovará por completo la Cámara de Diputados, que sube de 120 a 155 miembros, y parcial...

Durante sus casi cuatro décadas en el poder, el presidente de Zimbabue se transformó de luchador por la libertad de la antigua col...

La constructora brasileña trasnacional usaba compañías en paraísos fiscales para lavar dinero y ocultar el pago de sobornos a polí...

La masacre de Texas no tiene nada que ver con la ley de armas, expresó el presidente Trump. ...